top of page
WhatsApp Image 2023-06-12 at 6.50.21 AM.jpeg
  • revistalaprensa55

Los primeros perros San Bernardo


Este es Barry, uno de los primeros perros de raza San Bernardo.


Fuente externa

Este es Barry, uno de los primeros perros de raza San Bernardo. Se llamaba así en honor del padre de esta raza, quien vivió a principios del siglo XIX en las montañas de Suiza y cuya historia es conocida en todo el país, hasta el punto que es un icono nacional o casi.

Barry nació en 1800 en un hospicio del Paso del Gran Bernardo, del que toma el nombre esta raza. Estos hospicios eran un lugar de reposo y de refugio para las personas que cruzaban de un valle a otro antes que el ferrocarril conectara el país.


Esta travesía era muy peligrosa, especialmente en invierno, cuando el tiempo podía cambiar rápidamente y sentenciar a muerte a los desafortunados que se hallaran lejos de un refugio.


Los perros de montaña se criaban para rastrear a los viajeros perdidos por su buen olfato y su tupido pelaje, con el que podían proteger a los desafortunados de la hipotermia hasta llevarlos a un lugar seguro.

Contrariamente a lo que se cree, no llevaban un barril de licor atado al collar: este añadido es una invención publicitaria. Tampoco eran todos similares a los San Bernardo actuales, pero eran perros grandes y de pelaje espeso.

Barry fue un rescatador especialmente hábil que a lo largo de sus más de diez años de servicio salvó a más de 40 personas de morir congeladas en las montañas. Los monjes del hospicio le dieron los apodos de “Barry el salvador” y “santo entre los santos”, y desde entonces en cada generación de perros llamaron Barry a uno de ellos en su honor (como el de la fotografía).

A los doce años se retiró en Berna a cargo de uno de ellos, quien decidió criar a su descendencia como perros de rescate: de ahí nació la raza que hoy conocemos como San Bernardo.


Foto: CC


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page