top of page
WhatsApp Image 2023-06-12 at 6.50.21 AM.jpeg
  • revistalaprensa55

Laboratorios siniestros

SE HACE NECESARIO QUE LA SOCIEDAD SE PRONUNCIE CONTRA ESTE TERRIBLE CÁNCER QUE AMENAZA HASTA LA PAZ SOCIAL DE NUESTRO ENTORNO.


POR RAFAEL SANTOS

El uso de ciertos métodos anti éticos al fragor de las rivalidades políticas se ha vuelto una terrible constante en muchas de nuestras localidades. Los siniestros laboratorios de maldad, esos que pululan a lo interno de ciertas estructuras partidarias, es lo que más daño le está haciendo al desarrollo de una ciencia tan hermosa como es la política.

Muchos, creyéndose políticos, politólogos o estrategas, han estado poniendo sus innobles conocimientos al servicio de la maldad, con tal de destruir a su o sus oponentes, algo verdaderamente descabellado y fuera de tono en una época, que como la actual, precisa del debate de las ideas y de poner dicho intelecto al servicio de los más sanos propósitos de nuestras sociedades.

Desde hace varios años, venimos pronunciándonos por los diversos medios sobre la peligrosidad en la que cada vez más nuestra sociedad política se sumerge, cuando al fragor de los deseos de poder, ciert@s personer@s, (de todos los colores, géneros, partidos etc.) idean, maquinan, paren de sus perversas inteligencias, todo tipo de inmundicias las cuales en nada contribuyen al desarrollo de nuestra nación.

El uso de los elementos nocivos de campañas sucias y negativas, es algo sobre lo que nuestra sociedad pensante y en materia política debe de pronunciarse, para por lo menos dejar al descubierto en cada una de nuestras localidades a quienes con sus malvados actos ensucian y hasta en ocasiones dañan la moral de quienes desde las aceras contrarias buscan la misma posición política electoral.

La ley 33-18 sobre Movimiento, Agrupaciones y Partido Político, en el artículo 44, numerales 4 y 6, así como en el párrafo 1, es clara y especifica cuando prohíbe de manera tajante el negativo accionar de quienes a través de los diversos medios, de manera especial en esta era de la cibernética, las redes sociales, que es por donde transita la mayor cantidad de veneno que se vierte a cada momento.

Pienso, que tanto los partidos como aquellas entidades que trabajan el aspecto ético de la política como ciencia al servicio de los mejores intereses de la sociedad, deben de izar sus voces y plantearse la necesidad de que por lo menos par ejemplo, en términos judiciales se hagan, pues por el derrotero que vamos, es muy probable que terminemos siendo y como consecuencia del proceso involutivo que llevamos, una verdadera selva de cemento.

periodistarafaelsantos@gmail.com

134 visualizaciones0 comentarios
bottom of page