top of page
WhatsApp Image 2023-06-12 at 6.50.21 AM.jpeg
  • revistalaprensa55

El bueno, el malo y el feo

La trama de esta película es sencilla: Un pistolero a sueldo (el malo, Lee van Cleef) llega a un pequeño pueblo, y por casualidad, se entera de un baúl lleno de billetes grandes en la que un individuo llamado Bill Carlson solamente sabe dónde está escondido.

Existen películas que poseen una combinación demoledora desde el punto de vista técnico, de la música y de una excelente dirección, que hacen de ella un fenómeno comercial llegando a convertirse en una película de culto y clásica de manera espontánea. Ese es el caso de “El Bueno, el malo y el feo”, la última entrega de la trilogía del director italiano Sergio Leone estrenada en el 1966.

Con esta trilogía de películas: “Por un puñado de dólares “ (1964);“Por unos dólares más” (1965) y “El bueno, el malo y el feo “(1966), Sergio Leone rompe todo esquema de las películas del género de western con relación a las norteamericanas cuando aquel vaquero andaba bien vestido y bien peinado (ver a Gary Cooper, Henry Fonda, James Stewart, etc.) en contraste con este tipo de vaquero sucio, andrajoso, cargado de polvos, lodos y una dentadura negruzca que tipificaron a estos personajes, creando así, un apelativo de llamarse el “Spaguetti Western”.

La trama de esta película es sencilla: Un pistolero a sueldo (el malo, Lee van Cleef) llega a un pequeño pueblo, y por casualidad, se entera de un baúl lleno de billetes grandes en la que un individuo llamado Bill Carlson solamente sabe dónde está escondido. Por otro lado, están (el bueno, Clint Eastwood) y (el feo, Eli Wallach) quienes son dos pillos que viven estafando de pueblo en pueblo cobrando recompensa hasta que logran encontrarse con el tal Bill Carlson, y en plena agonía de éste, les dice donde se encuentra el botín.

A partir de momento, se dará una carrera de quien llegará primero para alzarse con todo, donde se conjugarán al final, en un verdadero duelo de los tres personajes en un cementerio solitario y mugriento.

Lo importante a destacar del film es la manera de cómo el director juega con los primeros planos para demostrar de manera clara, las facciones del rostro de los personajes con esa mirada penetrante, y de los planos generales, para darle ese toque de amplitud en la pantalla con un largo silencio. Claro, todo ese suspenso creado ante el duelo vendrá acompañado de una música que llevará al espectador a estar inquieto en sus asientos. Y es que la música de Ennio Morricone es perfectamente necesaria para acompañar todo el camino en la historia del filme. Esta música posee identidad propia.

La ambientación es total e inigualable. El escenario que se nos presenta con un sol infernal es bastante abrasador. El viento arrastra finas capas de polvo para molestar en la cara a los personajes; por el cual ante cualquier despiste podrían caer abatido. Un silencio sepulcral ante las miradas penetrantes de los pistoleros estará a la espera de quién desenfunde primero, y así comenzar la balacera. En fin, un momento espectacular que el director deja todo a las imágenes para que ellas hablen y nos lleven al placer de disfrutarlo todo a plenitud. La película sobrepasa las dos horas y media de duración; pero a pesar de largos espacios silentes, la misma no cansa en lo absoluto por la puesta en escena y lo reiterado de la música como un personaje adicional en la trama.

“El bueno, el malo y el feo” es un clásico de clásicos que llenó a una generación de cinéfilos cautivándolos con un estilo narrativo bastante original para el género de western rompiendo todo tipo de paradigmas para convertirse en una película eterna que la recomendamos a todo el que le guste este género especial.

Curiosidades:

Algunass fueron tomadas de la página sensacine.com

1) Esta trilogía de Sergio Leone se conoce también como la trilogía de "Man With No Name" (El hombre sin nombre); porque en ninguna de las tres películas, protagonizadas por Clint Eastwood, se nombra al personaje.

2) La razón por la que “El Feo” nunca lleva pistola o nunca las usa es porque Eli Wallach le dijo a Sergio Leone que tenía problemas para enfundar la pistola sin mirar. Sin embargo, al final tuvo que usarla ante el duelo definitivo en el cementerio.

3) El rodaje de la película se llevó a cabo entre las provincias de Madrid, Burgos y Almería en España.

4) Los primeros 10 minutos y medio al comenzar la película no existen diálogos.

5) El director Sergio Leone siempre pensó que para el papel de “El Feo” sería Gian Maria Volontè, que hizo de Ramón Rojo e Indio en sus dos anteriores westerns, sin embargo, se escogió de último momento al actor Eli Wallach.

6) Sólo los tres protagonistas, Eastwood, Van Cleef y Wallach decían sus diálogos en inglés, con la excepción de las pequeñas intervenciones del Sheriff y el hombre de un solo brazo. El resto del reparto lo hacía en su lengua natal, tanto en italiano como en español, y luego se doblaban.

7) Ennio Morricone y su conocido tema musical, fue montado tratando de imitar el sonido de una hiena llorando y ha sido uno de las grandes composiciones para el cine.

8) La película costó alrededor de 1.6 millones de dólares y llegó a recaudar 25 millones de dólares, siendo un éxito rotundo y ser considerada una de las mejores películas de la historia.

Ficha Técnica:

Calificación: 5/5 (Excelente)

Nombre Original: Il buono, Il brutto, Il Cattivo

Año: 1966

Duración: 162 minutos

Del director Sergio Leone: Destacado cineasta italiano, precursor del llamado estilo del “Spaguetti Western”.

28 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page