top of page
WhatsApp Image 2023-06-12 at 6.50.21 AM.jpeg
  • revistalaprensa55

Sexo violento provocó sangrado murió de joven Esmeralda Richiez



Fue a causa de un “shock hipovolémico” provocado por una actividad sexual violenta que falleció la menor de 16 años de edad Esmeralda Richiez, por cuya muerte fueron arrestados el profesor John Kelly Martínez y su primo Rubiel Morillo Martínez, a quienes hoy se le conocerán medidas de coerción. La causa del deceso de la adolescente fue determinada mediante análisis realizados en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), informó el Ministerio Público. De acuerdo con el informe, la violenta actividad sexual causó el sangrado profuso que desencadenó su muerte. El Ministerio Público solicitó un año de prisión preventiva contra el profesor y su primo, como principales sospechosos de violación sexual y asociación de malhechores para cometer delitos, conforme a lo establecido en los artículos 265, 266 y 331 del Código Penal. Indica que el 12 de febrero en curso la menor Esmeralda salió de su hogar donde residía con sus padres en Vista Alegre, en compañía del profesor, el primo de este, y otras tres menores alumnas del mismo centro educativo donde John Kelly impartía docencia. Puede leer: Raquel Arbaje pide justicia por el caso Esmeralda Richiez Versión del padre En el trayecto de regreso de Playa Macao, en Bávaro, a su casa en el municipio La Otra Banda, de Higüey, en el Este del país, la joven literalmente “se fue en sangre”, luego de que el profesor le diera a tomar un medicamento con un líquido que llevaba en un “termito”, según contó el padre de la joven Eligio Richiez Castillo (Quinino). Dijo que se detuvieron en el primer establecimiento comercial que encontraron “dizque para hacer pipí”, pero su hija llenó el piso de sangre con coágulos que sus compañeras, asustadas, trataban de limpiar con papel servilleta. “Ellas (las amigas) le preguntaron a una de las que limpian en el establecimiento, si era normal que a una muchacha que le haya bajado la menstruación o algo, esté con un coágulo de sangre así (tan grande)”. La trabajadora le dijo que eso no era normal y que debían de llevarla de inmediato al médico. Señaló que las amigas fueron donde el profesor, que esperaba en el vehículo, y le contaron lo que estaba pasando y que éste, “que ya estaba atormentado, solo atinaba a decir: “Ay, Dios mío, ya yo sé que me van a llevar preso a mí; ya yo sé que me van a llevar preso…!” El sangrado era tanto que empapó toda la ropa que llevaba puesta Esmeralda, y tuvieron que comprarle ropa nueva y votar en el camino la que ella llevó puesta de su casa. Un kilómetro antes de llegar a la casa, tuvieron que pararse donde vive una de las amigas que le prestó ropa porque la nueva hubo que cambiársela debido a que estaba llena de sangre. El padre de la menor contó que cuando su hija llegó a la casa, la notó “pálida, inquieta”, y le preguntó a la amiga que la acompañó que si le había pasado algo, y esta le dijo que no. “Le pregunté que le había pasado a mi hija, que me hablara la verdad; que si fue que la violaron para llevarla a un médico y que no le pase nada malo”, y la amiga le contestó: “Ay no, Don, no pasó nada malo”. Agregó que una vez dentro de la casa la mamá cuestionó a Esmeralda sobre si le habían dado alguna bebida que le cayó mal o si le había llegado la menstruación a destiempo y ella le dijo que no. La madre le preparó un Alkaseltzer y la joven se lo tomó; la amiga que iba a dormir con ella pasó a verla su padre y se la llevó; la adolescente se encerró en su habitación, sus padres se acostaron. Al otro día a las 6:30 de la mañana cuando se levantaron, la encontraron en un charco de sangre en el baño boca abajo, con las piernas dobladas y el cuerpo rígido”, indicó el padre. El suceso ha causado revuelo en el país vistas de las circunstancias.


0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page