top of page
WhatsApp Image 2023-06-12 at 6.50.21 AM.jpeg
  • revistalaprensa55

Omar Fernández conoció parte de su equipo de campaña jugando Playstation

Cuando Omar vio que se aventaja con el 55.61% de los votos en el primer boletín emitido la noche del 19 de mayo, respiró “más o menos”.

CAROLINA PICHARDO

A Omar Fernández le quedan aproximadamente dos meses y medio en su oficina de diputado del Distrito Nacional. En su despacho, que es el primero que se puede ver al caminar por el piso donde se encuentra, conserva recuerdos de su niñez, como una foto montado a caballo y otra sentada al lado de su padre. Por supuesto, también tiene una con su madre, Rocío, ya adulto cuando la convirtió en “Diputada por un Día”, en 2022.



En este espacio, que describe como “pequeñito y limitado”, ha tenido grandes reuniones que le han ayudado a entender cómo funciona la cámara baja, y que lo convirtieron, según explica, en un buen legislador.

Aunque entiende su responsabilidad como senador electo, extrañará de ese lado izquierdo del Congreso, a las secretarias de las comisiones, a aquellos “grandes amigos” que siempre encuentra por los pasillos, y que planea visitar constantemente y, por supuesto, su buena relación con los demás diputados con los que compartió durante años.

Cuando Omar vio que se aventaja con el 55.61% de los votos en el primer boletín emitido la noche del 19 de mayo, respiró “más o menos”. Aunque estaba más tranquilo, se quedó “medio chivo” y en suspenso, porque se había contabilizado apenas el 17.25% de las mesas electorales.

“Recuerdo que en caso de la senaduría del Distrito (Nacional) como que se congeló un rato, y entonces yo decía, pero ven acá, y por qué siguen admitiendo actas de las otras (provincias) y del Distrito no, y eso me mantuvo en suspenso un rato pero finalmente se pudo respirar tranquilo”, explicó Fernández, quien con 32 años, se convierte en el senador más joven de la historia dominicana.

Luego del triunfo, conversó con su familia y amigos cercanos, pero también con el presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas; y el del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, así como otros políticos de partidos que le apoyaron.

Campaña innovadora

Su equipo de campaña no es tan grande, pero para Omar es más importante la calidad que la cantidad. Por esto, su grupo tiene una combinación entre juventud y “canas”, pero sobre todo, un factor en común: “la buena onda”.

Los de redes sociales y creación de contenido son más jóvenes que Omar. Pero su jefe de campaña, Danilo Terrero, tiene experiencia en política y le trazó las pautas de lo que debía o no hacer en campaña. “Creo que los equipos deben combinar juventud y experiencia, y canas también, fue lo que le dio ese equilibrio que se necesitaba para tener un buen desempeño”, explicó.

Aunque este equipo propone conceptos interesantes, Omar siempre está detrás para darle un punto de vista político a cada una de sus campañas.

Tocando el piano

Luego de una conversación con Omar, su amigo Daniel Fernández, quien no es experto en campaña política, le sugirió utilizar la campaña contra él, a su favor.

“Dos o tres días después se le ocurrió una idea mejor que esa, me juntó con unos amigos que sí son productores de anuncios y cuando me presentan la idea del piano, yo dije creo que esto va a tener mucha fuerza, porque creo que iba muy a tono con lo que sucedía en el momento”, expresó. La pieza que Omar tocó era inédita. Se la inventaron para el comercial.

“Inicia en principio con una que se inventó mi profesor de piano, yo lo llevé el día de la grabación y ahí sacamos una pieza que transmite un poquito ese sentimiento de que arranca medio en baja, porque los primeros mensajes son de ataque, y luego hace una transición a Für Elise (Beethoven) esa ya la sabía tocar, y luego la de Dr. Dre fue un montaje”, dijo.

Se declara gamer

Desde pequeño ha sido muy fanático de los videojuegos, y se siente muy identificado con esta comunidad de gamers. “Es algo que no oculto porque además me relaja mucho, yo he conocido amigos que ahora son parte de mi equipo de campaña que los conocí jugando Playstation con el audífono. De hecho, un regidor de la capital, que se llama Rafael Gutiérrez (Guti), quien fue el candidato más votado de la oposición en el Distrito en las pasadas elecciones, y es de la Fuerza del Pueblo, yo recuerdo que lo conocí por Playstation”, comentó.

Dijo que hace unos días compró un Nintendo 64, para jugar los clásicos de esta consola. Y, recuerda que cuando era un niño, fue en varias ocasiones a “La Pulga” a conseguir las cintas que eran difíciles de encontrar en ese momento.

“Es una gran comunidad con la que me siento identificado, y por la cual lucharé desde el Congreso, la industria de los videojuegos es una industria que tenemos que explorar y explotar en República Dominicana, y aquí tenemos una gran comunidad que puede apoyar en ese sentido”, señaló Omar.

No tiene miedo

“Eso no me da miedo, pero sí me hace reflexionar bastante. Estoy pasando más tiempo en mi casa, recuperando algunas horas de sueño, y en esos ratos que estoy tranquilo en la casa, me pongo a pensar, estoy organizando mis ideas, qué será lo primero que haré en el Senado”.

En estos meses estudiará para entender mejor la economía del país, de las industrias, del sector agropecuario, de turismo, de remesas, de medio ambiente… “tengo que entender cómo funciona mi país. Ya yo tenía idea, pero ser senador requiere más organización de esas ideas”.

Omar ya conversó con el jefe del gabinete de Faride Raful, para reunirse con la actual senadora al menos una vez para organizar una transición, y así ver cuáles iniciativas interesantes no llegaron a convertirse en ley, para rescatarlas.

“La oficina no es de Omar ni de Faride, es del senador de la capital, y debe darse la continuidad de Estado; no importa que cambie la persona, la oficina debe continuar funcionando, por eso me gustaría rescatar sus proyectos y asumirlos, y siempre digo, dándole el crédito a ella”, apuntó.

Alianza Rescate RD

Omar dijo que la Alianza Rescate RD funcionó bien en el Distrito Nacional, debido a que el PLD aportó 80,000 votos a su candidatura.

“Uno escucha que en otras demarcaciones quizá no se dio exactamente igual, porque es que son características distintas… En el caso del Distrito es un solo alcalde, y un solo alcalde, en otras provincias es un solo senador pero muchos alcaldes por los municipios, hubo municipios con los que sí hicimos alianza y otros en los que no, escuchaba por ahí que a veces un candidato a senador iba a un municipio donde había dos candidatos a alcalde uno de la Fuerza del Pueblo y otro del PLD… Quizá no se dio en la medida que habríamos querido, porque lo ideal habría sido tener más cantidad de senadores en alianza, más cantidad de alcaldes, pero nos dimos cuenta luego que los votos que tenía uno le faltaban al otro, y por eso dejamos de ganar una cantidad importante”, explicó.

Dijo que el reencuentro con los compañeros del PLD fue un mensaje importante a la nación que a pesar de tener diferencias, “siempre debemos procurar aquello que nos une, no que nos divide”.

Añadió que ahora la Fuerza del Pueblo tiene un reto importante de salir con una renovación de su Congreso, y que el PLD da indicios de que también tendrá una renovación.

Las mujeres de su vida

Tiene una relación muy especial con doña Rocío Domínguez, que va más allá que la de una madre y un hijo; ella asumió su campaña política como si fuera de ella.

“De ella quizá aprendí ese temor a Dios, esta fe tan grande que tengo, y mis conversaciones continuas con Dios; fue ella quien me enseñó a orar. Quizá también ella me inculcó el alto sentido de responsabilidad que tengo con las cosas que asumo, siempre se ocupó mucho de que yo estudiara, que me fajara, que hiciera las cosas bien, de que tuviera mis valores y mis principios claros, que no los negociara por nada, ella influyó bastante en mi vida, como también mi padre (Leonel)... Ella sin duda alguna influyó bastante en el hombre que soy hoy”, expresó.

No se coloca en ninguna religión, sino que considera que tiene una relación personal con Dios.

Mientras que su abuela materna, Piedad Quezada, marcó un vínculo indirecto en su vida política, al ser alcaldesa y vicealcaldesa de Jarabacoa. “Como alcaldesa recuerdo su trabajo comunitario, su entrega con el pueblo, sus discursos… Luego fue vicealcaldesa, un poco más inactiva porque quizá la edad no le permite hacer tanto como ella quisiera, pero su compromiso sigue intacto”, expresó.

También la relación con sus cuatro hermanos (Nicole, Sara, Yolanda y Agusto), y con su sobrina, Sofía, es muy buena, y se mantiene con comunicación constante con ellos.

Con Margarita Cedeño también tiene una gran relación. “Conversamos la semana pasada, le di las gracias porque ella me apoyó mucho con mi candidatura, yo pienso que ella es una gran política, ella trabajó y se entregó mucho por este país en su rol de primera dama y como vicepresidenta de la República, y creo que el futuro le aguarda buenas cosas, porque ella quiere seguir sirviendo a su país y siento que tiene buenas intenciones”, describió.

7 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page