top of page
WhatsApp Image 2023-06-12 at 6.50.21 AM.jpeg
  • revistalaprensa55

Más del 60% viviendas inundadas ayer en Jaquimeyes, Barahona



Más del 60 por ciento de la población del municipio de Jaquimeyes, en la provincia de Barahona, se encuentra inundada por las aguas del río Yaque del Sur, el cual bajó desbordado fruto de las fuertes lluvias del pasado fin semana. De igual modo, gran parte de la producción agrícola estaba ayer bajo las aguas de este río, por lo que las pérdidas son cuantiosas y urgen del auxilio del Gobierno central una vez estas bajen a su nivel. Desde el ciclón Georges, en 1998, el Yaque del Sur no había penetrado a Jaquimeyes como en esta ocasión, según narran los más adultos que vivieron la experiencia hacen 25 años. Puede leer: Luis Abinader declara Plan de Reforestación de seguridad nacional Al menos 300 familias tuvieron que ser evacuadas por brigadas de la Defensa Civil, que se pasaron la noche del domingo perifoneando y sacando de sus hogares a los más vulnerables, como ancianos y niños. Ayer más del 60 por ciento de las viviendas tenían el agua dentro, mientras el río seguía metido en la localidad, lo que se podía observar desde la carretera que conduce hacia el municipio de Barahona. La anciana Lucía Argentina Batista, quien vive en la calle Rubelín Cuevas Mateo, permanecía ayer en la casa de un familiar en la calle Ramón Matías Mella, pero en esa vía también el río penetró. Lo propio hizo el río en la calle Rincón de La Paz, y como narra Alexander Matos, el desbordamiento del Yaque del Sur se debe al sedimento de este caudal y falta de mantenimiento por parte de las autoridades a un muro de contención que fue construido en el Gobierno del presidente Antonio Guzmán, luego del paso del Huracán David, en 1979. La casa donde se refugiaba Lucía Argentina, es propiedad de la también anciana María Mateo, ambas compartían en la galería, porque no podían estar dentro debido a que estaba llena de agua desde la tarde del domingo. Héctor Florián, del sector Rincón Callado, expresa que no ha dormido desde el pasado domingo, cuando el río comenzó a penetrar al lugar, por temor a morir ahogado dentro de su hogar. Todas las calles de Jaquimeyes estaban llenas de agua ayer, pero algunos desafiaban el peligro para acudir a chequear sus casas que dejaron solas desde el domingo, sin esperanza de encontrar muchos de sus ajuares servibles, como neveras, estufas, colchones y otros. El alcalde del municipio Jaquimeyes, Carlos Valentín Batista, atribuye la penetración del Yaque del Sur al centro de la población, al colapso de un muro de tierra que cedió ante la presión del agua. Estima que alrededor del 70 por ciento de las viviendas fueron inundadas, ya que los sectores donde se concentran mayor cantidada de personas son Rincón Callado, La Escuela, Los Coditos y El Molino. De igual modo, citó que varios sectores al Norte de la carretera, como El Brisal y el Liceo parte atrás, por lo que las actividades educativas, de salud y otras fueron suspendidas. Respaldo urgente Debido a la gravedad de la situación, el alcalde Batista solicitó el respaldo del Gobierno central, por lo que ayer mismo llegaron equipos pesados del Ministerio de Obras Públicas, la Armada de República Dominicana, con yolas y otros equipos para llevar sacos con arenas hasta el lugar donde el río provocó el rompimiento del muro. También se encontraban en el lugar, por disposición de la Presidencia de la Repúblicas brigadas del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) y del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA). Sostiene que la única vía que existe para llegar hasta donde el Yaque del Sur rompió el muro está inundada, por lo que solamente en yola se llegaría para desarrollar las labores que urgen para evitar que las aguas no sigan llegando hasta la población y la producción agrícola. Solución Monte Grande “El río cuenta con sus muros, pero de tierra, por lo que cuando se producen aguaceros de una semana, como ocurrió ahora, el río se desborda y como es natural lo destruye y la población queda desamparada”, explica el ejecutivo municipal. Resalta que desde el mismo domingo en la noche, ha estado recibiendo llamadas por parte del Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, quien de inmediato envió las instituciones citadas anteriormente, así como cocinas de los Comedores Económicos quienes ofrecen comidas cocidas y crudas. El alcalde Batista afirma que la solución definitiva al problema de inundaciones en Jaquimeyes, es cuando concluyan el vertedero de la prensa de Monte Grande, en la comunidad de Canoa “tienen que ser puestas en agenda para su ejecución final, porque va a solucionar el problema de todas las localidades de las cuencas”, asegura Batista.


0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page