top of page
WhatsApp Image 2023-06-12 at 6.50.21 AM.jpeg
  • revistalaprensa55

Felipe González: “La democracia no garantiza un buen gobierno”



El expresidente del Gobierno de España, Felipe González, estima que si se preserva el derecho a un voto razonablemente igualitario, los pueblos pueden prescindir de los jefes de Estado que no les gustan.

El expresidente del Gobierno de España, Felipe González, cree que el sistema político democrático no garantiza la existencia de un buen gobierno; sin embargo, sí prevé, si se preserva el derecho a un voto razonablemente igualitario, que los pueblos puedan prescindir de los jefes de Estado que no les gustan.

“Y es verdad que, como a nadie le gusta que lo echen, suelen mejorar sus prestaciones como gobernantes”, señaló al utilizar como ejemplo las declaraciones de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, ante el triunfo en Argentina de Javier Milei.

Maduro calificó de ultraderechista al nuevo presidente que ganó postulado por La Libertad Avanza.

González dejó dicho que a Milei, aunque en sí él “no lo votaría”, fueron 55.5% de los argentinos quienes lo eligieron, por tanto, tiene legitimidad de origen.

Entre tanto, afirmó que sí Maduro se atreviera a cuestionar a los venezolanos sobre su gobernanza, no se sabe lo que dirían, pero es seguro que recibirá un “no”.

En sentido general, el líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), entiende que la democracia en América Latina está perdiendo espacio.

“El deterioro de la democracia no es el deterioro básico de los golpes militares, es distinto. Hay una crisis de gobernanza en la democracia representativa”, dictó con severidad en el marco del Desayuno del LISTÍN DIARIO, con el director, Miguel Franjul, y el presidente de la Editora Listín Diario, Manuel Corripio.

Al desglosar su parecer, encontró que el problema para Latinoamérica radica en que los Estados no se está gobernando para la gente; no se están detectando los problemas, a lo que refirió que hay más pobreza, el factor en el que más se concentran los gobernantes, aunque a su juicio la verdadera debilidad está en la desigualdad.

Menos pobreza = más reclamos

González está de acuerdo con que “a medida que la sociedad progresa, aumentan los reclamos”.

“El que haya una ciudadanía exigente, requiere que haya un gobierno eficiente que aclare a dónde puede o no llegar, porque no se puede arruinar el sistema. Que establezca que, para poder tener todos estos derechos, usted tendría que pagar el doble de impuestos”.

A este punto de la entrevista, el socialista explicó que el gobierno debe establecer ante la ciudadanía cuáles son sus límites, dejando saber que ante el aumento de las exigencias, y la extensión de las capacidades del Estado, aumentan los impuestos.

El caso que citó para desarrollar este punto es que, si el régimen de un país logra sacar a 30 millones de personas de la marginalidad, que no esperan nada del sistema, ni se preocupan por aportar, y de pronto empiezan a notar que tienen derechos y obligaciones con el mismo, se estarían creando ciudadanos y “no hay nada más exigente que alguien que se siente con derechos y obligaciones”.

De acuerdo con el ex presidente del gobierno español, hacen falta varias cosas para gobernar. Primero, citó no caer en la tentación de la demagogia, y en la medida en la que se crea ciudadanía, establecer los mencionados límites ante los “nuevos civiles”, que señaló que normalmente empiezan reclamando derechos, antes de cumplir obligaciones.

“Nosotros tenemos un sistema universal de salud que puede llegar a estas prestaciones, y estas prestaciones son universales, todo el mundo tiene derecho a ellas”, dijo, tras agregar que “ahora el problema se ha agravado infinitamente ante situaciones especiales, nuevas enfermedades, que antes existían pero que ahora están aflorando”.

Entre minorías y mayorías

Entre fuerzas políticas, específicamente en su país, España, que atraviesa por un controversial momento ante las circunstancias en las que fue decidida la continuidad del gobierno de Pedro Sánchez, el tercer presidente del Gobierno de España desde la transición, piensa que no existen las minorías, debido a que estas están manejadas por mayorías que no saben hacerlo.

“Cuando la gente dice que la democracia se caracteriza por el respeto a las minorías, yo estoy de acuerdo, siempre que se entienda que las minorías respetan a las mayorías. Solo hay respeto a las minorías cuando una mayoría tiene posibilidad de tomar decisiones como mayoría, pero usted no arrolla a las minoría”, aseveró al afirmar que ese es un escenario presente en todos los aspectos, que además afecta el resto del mundo, no solo en el país europeo del que proviene.

Contextualizando con el ruido que hacen las minorías en su país, las fuerzas independentistas que ahora son aliadas del gobierno, por encima de las socialistas, manifestó que los que son más se dejan secuestrar porque no son conscientes de sus proyectos de país, además de que se dejan arrastrar por “la gran moda del populismo”.

“Las mayorías se dejan secuestrar porque no son consistentes de sus proyectos de país, esto queda claro, y me da igual cómo sea de izquierda o de derecha, aparte de que se dejan arrastrar por la gran moda de este populismo de vía estrecha que estamos viviendo en todos los sitios, que todos son iguales en la derecha e izquierda, todos son iguales”, estimó González.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page