top of page
WhatsApp Image 2023-06-12 at 6.50.21 AM.jpeg
  • revistalaprensa55

El llanto de los familiares de las víctimas de la explosión en San Cristóbal

La noche del lunes, familiares desconocían el pronostico de salud de sus parientes


Los gritos desesperados, afectados sin ser identificados y familiares buscando saber sobre el estado de salud de las víctimas, fue el ambiente que se vivió en las afueras del área de emergencias del Hospital Regional Docente Juan Pablo Pina, en la provincia San Cristóbal, donde más de 20 personas reciben atenciones médicas tras resultar heridos en una explosión.

Judith Montero, madre de Sheiby Vizcaíno de 32 años, se encontraba sentada en una banca de lotería ubicada frente al hospital, llorando y pidiendo saber sobre su hijo, quien fue afectado por la explosión cuando se trasladaba en una motocicleta por el lugar.

Al hablar con reporteros de Listín Diario, Montero expresaba “nada más me dicen que está ahí, pero no me dejan pasar, ellos son unos insensibles”, mientras denunciaba que no le decían nada concreto respecto al pronóstico de salud de su hijo.

La madre lloraba desconsoladamente y una amiga la abrazaba y trataba de calmarla. Minutos después, mientras Judith narraba a periodistas de este diario cómo su hijo resultó herido, una enfermera se acercó a otros familiares de Vizcaíno para informar la inesperada noticia de que el joven había fallecido.

“Ay no, ay no”, “Dios mío no puede ser”, “mi niño, no, no”, fueron los gritos de los familiares tras enterarse del deceso de Vizcaíno.

La madre del fenecido vociferaba “mi niño ven con tu madre, ay ven”, posteriormente sufrió un desmayo y fue trasladada a emergencias, allí permaneció por una hora bajo supervisión médica.

Tras esto, los familiares no ofrecieron más detalles a la prensa.

Ambulancia saliendo del Hospital Regional Docente Juan Pablo Pina, en San

Por otra parte, moradores se quejaban de que sus familiares estaban en las cercanías del lugar donde se produjo el suceso, pero el personal del hospital les decía “que no aparecían en la lista de ingresados o trasladados”.

Esto provocó el desespero de muchas personas, quienes abarrotaron la emergencia del centro médico, desesperados, impotentes y con la incógnita del paradero de sus seres queridos.

La situación trajo como resultado que agentes de la Policía Nacional, acordonaran la entrada principal del hospital y despejara a las familias.

Ambulancias entraban y salían del referido centro de salud para el traslado de pacientes al Hospital Dr. Ney Arias Lora en Santo Domingo, también fueron llevados tanques de oxígeno que se presumía era para los damnificados.

De cuando en vez, el llanto se manifestaba ante la desesperanza de parientes que pedían noticias de las víctimas. Mientras que decenas de curiosos merodeaban por las afueras de la zona.

Lugareños salían y entraban al hospital, cabizbajos, con lágrimas en los ojos, pero sin ofrecer detalles de lo que ocurría con los afectados.

La noche de ayer, solo habían sido registradas cuatro personas muertas, entre ellas un bebé de tan solo cuatro meses.

Narran el momento del hecho

Dolores Meléndez, presidente del Colegio Médico Dominicano en San Cristóbal, narró lo que vivió al momento del estallido.

Meléndez contó que se encontraba laborando cuando ocurrió la explosión que estremeció todo el edificio, por lo que pensó se trataba de un temblor de tierra.

“En ese momento escucho un grito diciendo: se está quemando, se está quemando”, sostuvo.

La doctora declaró que estaba recibiendo un bebé en ese momento, por lo que preservó la calma. Minutos después, se enteró que se trataba de una explosión.

9 visualizaciones0 comentarios
bottom of page