top of page
WhatsApp Image 2023-06-12 at 6.50.21 AM.jpeg
  • revistalaprensa55

Complejo de Guacanagarix y Selección Adversa



Por: Frank Fuentes Brito

En la cultura dominicana, el “Complejo de Guacanagarix” es un término que designa la mentalidad de personas que consideran todo lo extranjero como superior a lo local. Esta antológica y generalizada forma de pensar exagera el valor de todo lo externo y devalúa lo interno. “¡Cómo se salva un pueblo!, se lamentan, lo criollo no sirve, por supuesto”, así manifiesta este sentimiento el excelso René del Risco Bermúdez en su poema “Oye Patria”.

El término hace referencia a Guacanagarix, cacique taíno de la región de Marien, primer y principal aliado de Cristóbal Colón a su llegada a la Hispaniola en 1492. Según Cassá, González y Rodríguez (2006), Guacanagarix fue el primer cacique que se hizo guaitiao (aliado amistoso) de Cristóbal Colón. Con esta modalidad de alianza, Colón pretendía penetrar en las sociedades aborígenes y obtener dividendos de ellas, enfrentándolas con otras como parte de un designio más sistemático de dominio. Más adelante, Guacanagarix incluso colaboró en el sometimiento de los caciques rivales, Caonabo y Guarionex.



La lealtad de Guacanagarix a los españoles y su lucha contra su propia raza es al día de hoy su rasgo histórico más distintivo, cuyo legado todavía permea varios aspectos de la identidad del dominicano. Este fenómeno, sin embargo, no es exclusivo de los dominicanos ya que otros países de la región presentan ribetes similares en sus culturas. Tal es el caso del denominado “Complejo de Vira-lata” en Brasil y la “Maldición de Malinche” en México, entre otros.

Incidencia en el mercado laboral

El complejo de Guacanagarix es un fenómeno que también puede manifestarse en el mercado de trabajo. En este contexto, se llega a asumir que todo extranjero posee conocimientos, formación y experiencia de trabajo superiores al dominicano. Esta percepción, sin embargo, no aplica a los inmigrantes haitianos quienes, por razones históricas, socioeconómicas y étnicas, desafortunadamente experimentan una versión inversa de este fenómeno.



En este contexto, si consideramos la preeminencia cultural de la idea de que lo extranjero es superior a lo local, es posible que el empleador dominicano utilice la condición de extranjero como señal para reducir el problema de selección adversa que enfrenta. Esta situación genera resultados subóptimos para los empleados de alta calificación de origen dominicano, reduciendo sus posibilidades de contratación y/o de devengar salarios de acuerdo con su alta formación y productividad. Esto también afecta al empleador, que no estaría maximizando el beneficio de su inversión al contratar a extranjeros con altos salarios e inferior productividad laboral.

La señal que envía la condición de extranjero en República Dominicana podría estar siendo usada por el empleador dominicano para distinguir entre candidatos internacionales y nativos de similar cualificación e incluso podría favorecer a candidatos extranjeros con una formación inferior, dependiendo de la fuerza de la señal que envía su país de origen a los ojos del empresario. Esto podría contribuir a explicar (al menos parcialmente) la creciente cantidad de altos ejecutivos extranjeros en empresas dominicanas, el aumento de profesionales extranjeros en los medios de comunicación y la clara preferencia por consultores externos con respecto a los locales.


33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page